Pollo al limón con miel

Los platos de pollo siempre son una deliciosa opción para cualquier comida, y si los combinamos con algunos ingredientes especiales, podemos darle un sabor irresistible. Como chef italiano, el pollo al limón con miel es una de mis mejores opciones para un almuerzo o cena especial. Este plato no solo es fácil de preparar, sino que también tiene una combinación de sabores que deleita cualquier paladar. En este artículo explicaré cómo preparar este delicioso plato.

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo sin hueso y sin piel
  • 2 limones
  • 1/4 taza de miel
  • 1/4 taza de aceite de oliva extra virgen
  • 2 dientes de ajo picados
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1/4 taza de cilantro fresco picado

Es importante asegurarse de tener todos los ingredientes antes de comenzar a cocinar. Esto ayuda a que el proceso sea mucho más fluido y que no falte ningún ingrediente importante.

Paso a paso

Paso 1:

Comenzaremos cortando los limones por la mitad y exprimiéndolos en un recipiente. Luego, agregamos la miel, el aceite de oliva, el ajo picado, sal y pimienta al gusto, y mezclamos bien.

Paso 2:

La mezcla debe quedar bien integrada para que se pueda marinar el pollo. Agregamos las pechugas de pollo al recipiente y las cubrimos con la mezcla. Removemos bien para que queden cubiertas por todos lados. Dejamos marinar por al menos 2 horas en la nevera. Si es posible, dejarlo marinar toda la noche.

Paso 3:

Una vez que hayan marinado lo suficiente, precalentamos el horno a 200 grados Celsius. Retiramos las pechugas de pollo de la mezcla y las ponemos en una bandeja para horno previamente engrasada. Ponemos en el horno por 20-25 minutos o hasta que el pollo esté dorado y cocido por dentro.

Paso 4:

Mientras se cocina el pollo, ponemos la mezcla de la marinada en un sartén a fuego medio hasta que hierva. Luego, reducimos el fuego y dejamos que se reduzca la mezcla hasta la consistencia deseada. Agregamos un poco de sal y pimienta si es necesario. Una vez que esté lista, reservamos para servir.

Paso 5:

Una vez que el pollo esté cocido, lo sacamos del horno y lo dejamos reposar por unos minutos antes de cortarlo. Lo cortamos en rodajas y lo ponemos en un plato para servir. Agregamos la salsa reducida por encima del pollo y lo esparcimos bien. Por último, agregamos el cilantro fresco picado por encima para decorar.

Conclusión

El pollo al limón con miel es un plato fácil de preparar y muy sabroso. Ideal para una cena especial o un almuerzo de fin de semana. Si sigues los pasos y los consejos para marinar el pollo, y cocinarlo en su punto perfecto, tendrás una comida que sorprenderá a tus invitados. ¡Buen provecho!