Pollo al limón acompañado de arroz

Pollo al limón

Si estás buscando una receta fácil y deliciosa para hacer en casa, ¡no busques más! Este pollo al limón es perfecto para una cena rápida y satisfactoria. El sabor agridulce del limón se combina perfectamente con el pollo tierno y jugoso. Además, es una opción saludable y sin complicaciones. Lo mejor de todo, ¡se puede hacer en menos de una hora!

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
  • 1/4 taza de jugo de limón fresco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
Para el arroz:
  • 2 tazas de arroz
  • 4 tazas de agua
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla picada
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta
  • 1/2 taza de guisantes (opcional)

Instrucciones

1. Comience por precalentar su horno a 200 grados Celsius. 2. En un tazón pequeño, mezcle el jugo de limón, el aceite de oliva, el ajo, la sal, la pimienta y la miel. 3. Ponga las pechugas de pollo en una fuente para hornear y vierta la mezcla de limón sobre ellas, cubriéndolas completamente. 4. Hornee el pollo durante 25-30 minutos, o hasta que esté cocido. Para asegurarse de que el pollo esté bien cocido, asegúrese de que la temperatura interna llegue a los 75 grados Celsius. 5. Mientras el pollo se hornea, puede empezar a preparar el arroz. En una olla mediana, caliente el aceite de oliva a fuego medio y añada la cebolla. Saltee la cebolla durante unos 5 minutos o hasta que esté dorada. 6. Agregue el arroz a la olla y revuelva para cubrirlo con el aceite y la cebolla. Añada el agua, la sal y la pimienta y deje que el arroz hierva. 7. Reduzca el fuego y cubra la olla con una tapa. Cocine a fuego lento durante unos 20-25 minutos, o hasta que el agua se haya evaporado y el arroz esté tierno. 8. Si lo desea, puede añadir guisantes al arroz durante los últimos 5 minutos de cocción. 9. Cuando el pollo esté listo, retire la fuente del horno. Espolvoree el perejil fresco sobre las pechugas y sirva el pollo caliente con el arroz. ¡Buen provecho!