Pizza Margherita, la reina de las pizzas

Introducción

La pizza es una de las comidas más populares y versátiles del mundo. Originaria de Italia, se ha convertido en un plato internacional que ha sido adaptado en diferentes formas y sabores. Sin embargo, hay una pizza que destaca sobre todas las demás: la pizza Margherita.

Historia de la Pizza Margherita

La pizza Margherita fue creada en honor a la reina Margherita de Saboya en el año 1889. Durante una visita a Nápoles, la reina quería probar la famosa pizza de la ciudad. El chef Raffaele Esposito fue el encargado de preparar la pizza para la reina y decidió hacer una pizza simple que representara los colores de la bandera italiana: rojo (tomate), blanco (mozzarella) y verde (albahaca). La reina quedó encantada con la pizza y la llamó "Pizza Margherita" en honor a su nombre. La pizza Margherita se convirtió en un éxito instantáneo y desde entonces se ha convertido en uno de los platos más icónicos de la gastronomía italiana.

Ingredientes de la Pizza Margherita

La pizza Margherita se hace con ingredientes simples pero de alta calidad. La masa se hace con harina, agua, sal y levadura. La salsa de tomate se hace con tomates frescos, ajo, aceite de oliva, sal y pimienta. La mozzarella es la protagonista de la pizza Margherita y debe ser fresca y de alta calidad. Por último, se añade albahaca fresca para añadir un toque de sabor y aroma.

Cómo hacer la Pizza Margherita

Hacer una pizza Margherita es fácil y divertido. Aquí tienes una receta paso a paso para que puedas hacer tu propia pizza Margherita en casa:

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 1 sobrecito de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • 300 ml de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 lata de tomate triturado
  • 2 dientes de ajo picados
  • Sal y pimienta al gusto
  • 400 gramos de mozzarella fresca
  • Un manojo de albahaca fresca

Preparación:

  1. En un bol grande, mezcla la harina, la levadura y la sal.
  2. Añade el agua y el aceite de oliva y mezcla con una cuchara hasta que se forme una masa.
  3. Amasa la masa en una superficie enharinada durante unos 10 minutos hasta que esté suave y elástica.
  4. Cubre la masa con un paño húmedo y déjala reposar durante 1 hora.
  5. Mientras tanto, prepara la salsa de tomate. En una sartén, añade un poco de aceite de oliva y el ajo picado. Añade el tomate triturado y salpimienta al gusto. Cocina durante unos 10 minutos a fuego medio hasta que la salsa espese.
  6. Una vez que la masa haya reposado, estira la masa en una superficie enharinada y dale forma de pizza.
  7. Cubre la pizza con la salsa de tomate y añade la mozzarella fresca en rodajas.
  8. Hornea la pizza en un horno precalentado a 220 grados durante unos 10-15 minutos o hasta que la masa esté dorada.
  9. Una vez que la pizza esté lista, añade la albahaca fresca por encima y sirve caliente.

Conclusión

La pizza Margherita es sin duda la reina de las pizzas. Su sabor simple pero delicioso y su historia romántica la hacen una de las comidas más populares del mundo. Ahora que sabes cómo hacer la pizza Margherita en casa, puedes disfrutar de este plato clásico italiano en cualquier momento. ¡Buon appetito!