Pizza frita, una receta diferente pero deliciosa

Introducción

La pizza es uno de los platos más populares del mundo, y hay muchas formas de prepararla. Una de las versiones menos conocidas de esta deliciosa comida es la pizza frita. En este artículo, te enseñaré cómo hacerla y cómo disfrutarla en tu casa. La pizza frita es una deliciosa opción para todas las edades y ocasiones. Sigue leyendo para aprender más sobre esta increíble receta.

Ingredientes

  • 1 taza de harina de trigo
  • 1/2 taza de agua tibia
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de salsa de tomate
  • 1 taza de queso mozzarella rallado
  • 1/2 taza de aceite vegetal

Paso a paso

Para comenzar, mezcla la harina, el agua, la levadura, el aceite de oliva y la sal en un tazón grande. Amasa hasta que la masa esté suave y elástica. Cubre la masa con una capa delgada de harina y déjala reposar durante al menos una hora.

Antes de comenzar a freír la pizza, calienta el aceite vegetal en una sartén grande y profunda. La temperatura ideal para el aceite es de alrededor de 180°C.

Toma la masa y córtala en pequeñas secciones. Extiende cada sección en un círculo plano y luego agrega una capa de salsa de tomate y queso rallado en el centro. Asegúrate de dejar un borde vacío de medio centímetro alrededor de los bordes.

Dobla la masa alrededor del relleno para crear la pizza frita. Presiona las partes dobladas juntas y sella bien los bordes.

Cuando el aceite esté caliente, coloca la pizza frita en la sartén y fríe hasta que esté dorada y crujiente. Voltea la pizza después de unos minutos para que ambos lados queden dorados.

Una vez que la pizza esté dorada en ambos lados, sácala de la sartén y colócala sobre una toalla de papel para que absorba el exceso de aceite.

Consejos para disfrutar la pizza frita

La pizza frita es una comida perfecta para una noche de películas o para una reunión con amigos. Puedes hacer pequeñas pizzas para que todos puedan disfrutar de su propia pizza frita. También puedes experimentar con diferentes ingredientes, como agregar pepperoni, cebolla o aceitunas a la pizza frita.

Otro consejo es servir la pizza frita con una salsa de inmersión. Prueba con una salsa clásica de tomate o prepara una salsa con queso para darle más sabor. También puedes agregar más queso rallado encima de la pizza frita para que se derrita.

Recuerda que la pizza frita es una comida indulgente, así que es mejor disfrutarla con moderación. Pero cuando la disfrutes, asegúrate de saborear cada mordisco de este manjar culinario.

Conclusión

La pizza frita es una deliciosa opción para cualquier ocasión. Es fácil de hacer y puedes personalizarla a tu gusto. Con el paso a paso y los consejos que te proporcioné, puedes estar seguro de que tu próxima pizza frita será un éxito. Espero que disfrutes esta receta tanto como yo. ¡Buen provecho!