Pizza de berenjenas y calabacines, una opción saludable y sabrosa

Pizza de berenjenas y calabacines, una opción saludable y sabrosa

La pizza es un plato delicioso que todos disfrutamos, pero a menudo es criticado por ser poco saludable. Sin embargo, hay muchas maneras de hacer una pizza más saludable, y hoy compartiremos contigo una receta de pizza de berenjenas y calabacines que es una opción saludable y sabrosa.

Ingredientes:

- 1 berenjena grande
- 1 calabacín grande
- 1 cebolla
- 1 pimiento rojo
- 1 taza de salsa de tomate
- 2 tazas de queso mozzarella rallado
- 1/4 taza de hojas de albahaca
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de orégano seco
- 1 cucharadita de ajo en polvo
- 1 cucharadita de pimienta negra molida
- Aceite de oliva

Instrucciones:

1. Precalentar el horno a 200 grados.

2. Cortar la berenjena y el calabacín en rodajas finas y saltear en aceite de oliva hasta que estén dorados. Reservar.

3. En la misma sartén, saltear la cebolla y el pimiento rojo hasta que estén tiernos. Reservar.

4. En una bandeja de pizza, extender la salsa de tomate y esparcir uniformemente en la base.

5. Colocar la berenjena y el calabacín salteados en la parte superior de la salsa.

6. Añadir las cebollas y los pimientos rojos salteados sobre las verduras.

7. Espolvorear el queso mozzarella rallado sobre las verduras y esparcir las hojas de albahaca.

8. Espolvorear la sal, orégano, ajo en polvo y pimienta negra molida sobre la pizza.

9. Hornear la pizza durante 20-25 minutos hasta que esté dorada y crujiente.

10. Servir caliente y disfrutar de una deliciosa pizza saludable.

Consejos para hacer una pizza más saludable:

- Utiliza verduras frescas en lugar de carnes grasas.
- Usa queso bajo en grasa y evita agregar demasiado queso.
- Haz una masa de pizza casera con trigo integral para aumentar la fibra.
- Agrega más hierbas y especias para aumentar el sabor sin añadir calorías.
- Usa una salsa de tomate sin azúcar agregada.

En resumen, la pizza es un plato delicioso que no tiene por qué ser poco saludable. Con unos cuantos ajustes, puedes hacer una pizza más saludable y aún así disfrutar de un sabor increíble. Siéntete libre de experimentar con diferentes combinaciones de verduras y especias para crear tu propia pizza saludable y sabrosa. ¡Buen provecho!