Pasta rellena de ricotta y espinacas: deliciosa y sencilla

Introducción

La pasta es uno de los platos más populares en Italia y en el mundo entero. Hay muchas formas de hacer pasta, pero hoy te mostraré una receta rica y sencilla que hará que tú y tu familia disfruten de una cena deliciosa: pasta rellena de ricotta y espinacas. Este plato es perfecto para cualquier ocasión, ya sea para disfrutarlo en una noche tranquila en casa o para sorprender a tus invitados en una cena especial. ¡Manos a la obra!

Ingredientes

  • 1 paquete de pasta para ravioli
  • 1 taza de ricotta
  • 1 taza de espinacas frescas picadas
  • 1 huevo grande
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 1/4 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 2 dientes de ajo picados finamente
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 1/4 taza de hojas de albahaca fresca picadas

Preparación

Paso 1: Prepara la masa para los ravioli

Comenzaremos preparando la masa para los ravioli. En una superficie limpia y enharinada, extiende la masa de pasta con un rodillo hasta que tenga un grosor de unos 0.5 cm. Corta la masa en círculos de unos 7 cm de diámetro. Coloca la masa cortada en una bandeja enharinada y déjala reposar mientras preparamos el relleno.

Paso 2: Prepara el relleno para los ravioli

Para preparar el relleno, mezcla en un bol la ricotta, las espinacas picadas, el huevo, el queso parmesano, la pimienta negra recién molida, el ajo picado finamente y la sal. Mezcla bien todos los ingredientes hasta que estén totalmente integrados. Una vez lista la mezcla, reserva hasta que la masa de los ravioli esté lista.

Paso 3: Arma los ravioli

Coge un círculo de masa de pasta y coloca una cucharadita de la mezcla de ricotta y espinacas en el centro. Dobla la pasta por la mitad y presione los bordes para sellarlos. Repite este proceso hasta que hayas utilizado toda la masa y la mezcla de relleno.

Paso 4: Cocina los ravioli

En una olla grande, hierve suficiente agua salada. Una vez que el agua empiece a hervir, agrega los ravioli y cocina durante unos 2-3 minutos o hasta que estén al dente. Una vez que estén listos, escúrrelos y reserva un poco del agua de la cocción.

Paso 5: Prepara la salsa de mantequilla y albahaca

En una sartén grande, derrite la mantequilla a fuego medio y agrega las hojas de albahaca picadas. Cocina por unos minutos hasta que la mantequilla se derrita y se mezcle bien con la albahaca. Si la salsa está demasiado espesa, agrega un poco del agua de la cocción de los ravioli.

Paso 6: Sirve los ravioli

Coloca los ravioli en el plato de servir y vierte la salsa de mantequilla y albahaca por encima. Puedes espolvorear un poco de queso parmesano rallado para darle el toque final.

Conclusión

La pasta rellena de ricotta y espinacas es un plato simple pero elegante que seguro encantará a tus comensales. Es una opción excelente para cualquier cena, y además es fácil de preparar. No dudes en probar esta deliciosa receta y sorprender a tus invitados con tu habilidad culinaria. ¡Buen provecho!