Osso buco de cerdo con puré de patatas

Preparar un osso buco de cerdo con puré de patatas es un plato que hará la delicia de cualquier amante de la buena cocina. Este plato típico italiano es muy apreciado por su sabor y la combinación de diferentes ingredientes que lo convierten en una experiencia gastronómica única.

Para elaborar esta receta necesitaremos los siguientes ingredientes:

- 4 piezas de osso buco de cerdo
- 2 tazas de harina de trigo
- 1 cebolla grande picada
- 3 dientes de ajo picados
- 3 zanahorias peladas y cortadas en cubitos
- 2 tallos de apio picados
- 1 taza de vino tinto
- 1 lata grande de tomates pelados
- 3 tazas de caldo de pollo
- 1 ramita de romero fresco
- 1 hoja de laurel
- Sal y pimienta al gusto
- Aceite de oliva
- 1 patata grande pelada y cortada en cubos
- 1/2 taza de leche
- 4 cucharadas de mantequilla
- Nuez moscada al gusto

Una vez que tengamos todos los ingredientes listos, comenzaremos a preparar esta exquisita receta.

Lo primero que debemos hacer es preparar el osso buco. Para ello, sazonaremos las piezas de carne con sal y pimienta al gusto y las rebozaremos con harina de trigo. En una cazuela grande añadiremos un poco de aceite de oliva y doraremos las piezas de osso buco a fuego medio-alto hasta que estén bien doradas por ambos lados. Una vez doradas, retiraremos las piezas de carne y reservaremos.

En la misma cazuela, añadiremos un poco más de aceite de oliva y sofreiremos la cebolla, el ajo, las zanahorias y el apio durante unos 5 minutos o hasta que estén bien dorados y suaves. Añadiremos el vino tinto y dejaremos que se evapore durante unos 2 minutos. Después, añadiremos los tomates pelados, el caldo de pollo, la ramita de romero y la hoja de laurel y removeremos bien. Volveremos a añadir las piezas de osso buco y taparemos la cazuela con una tapa resistente al calor.

Cocinaremos a fuego medio-bajo durante unas 2-3 horas o hasta que la carne esté suave y se desprenda del hueso. Durante la cocción, iremos añadiendo caldo de pollo si es necesario para que no quede seco. Una vez que la carne esté cocida, retiraremos las piezas de osso buco y reservaremos.

Mientras tanto, coceremos las patatas peladas y cortadas en cubos en agua hirviendo con un poco de sal durante unos 20 minutos o hasta que estén suaves. Una vez cocidas, escurriremos las patatas y las volveremos a colocar en la cazuela al fuego medio-bajo. Añadiremos la leche, la mantequilla y una pizca de nuez moscada al gusto y removeremos bien hasta que se forme un puré suave y cremoso.

Para servir, colocaremos una porción del puré de patatas en el fondo de un plato hondo y añadiremos una pieza de osso buco encima. Añadiremos un poco de la salsa de la cazuela sobre la carne y decoraremos con un poco de romero fresco.

Como acompañamiento, recomendamos una buena copa de vino tinto y un poco de pan recién horneado para mojar en la salsa. Preparar este plato es una experiencia única que nos invita a disfrutar de lo mejor de la cocina italiana. ¡Buen provecho!