Osso buco con setas al vino blanco

Introducción

Si eres fanático de la comida italiana, seguramente has oído hablar del famoso 'Osso buco', un plato típico de la región de Lombardía que se ha convertido en un clásico de la gastronomía italiana. Esta deliciosa carne de ternera guisada en un sabroso caldo de verduras y vino blanco es perfecta para una cena especial o una comida en familia. En esta ocasión, te propongo una variante deliciosamente aromática: Osso buco con setas al vino blanco. ¡Te va a encantar, sígueme en esta receta paso a paso!

Ingredientes

  • 4 piezas de Osso buco, cortadas en rodajas gruesas (unos 400 gramos en total)
  • 50 gramos de harina de trigo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla grande, pelada y picada
  • 2 dientes de ajo, pelados y picados
  • 2 zanahorias, peladas y cortadas en cubos
  • 2 ramas de apio, picadas finamente
  • 280 gramos de setas cortadas en cuartos
  • 2 hojas de laurel
  • 2 ramas de tomillo fresco
  • 1 taza de vino blanco seco
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • 2 cucharadas de pasta de tomate
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • Queso parmesano recién rallado para acompañar
  • Perejil fresco picado para decorar

Preparación

Comenzamos por condimentar el Osso buco con sal y pimienta, y luego lo pasamos por harina para que tome un poco de consistencia y se dore en la sartén.

Luego, preparamos una sartén grande a fuego medio y agregamos el aceite de oliva y la mantequilla. Cuando la mantequilla se derrita, agregamos los trozos de carne y los doramos por ambos lados, durante unos 3 minutos por cada lado. Retiramos la carne de la sartén y reservamos.

En la misma sartén agregamos la cebolla, el ajo, las zanahorias y el apio. Sofreímos durante unos 5 minutos hasta que los vegetales estén tiernos. Luego, agregamos las setas y las cocinamos hasta que estén doradas, otros 5 minutos.

A continuación, agregamos las hojas de laurel, las ramas de tomillo y el vino blanco. Cocinamos durante unos minutos hasta que se reduzca el líquido a la mitad.

Añadimos luego el caldo de pollo, la pasta de tomate y un poco de sal y pimienta para condimentar. Revolvemos bien y agregamos los trozos de Osso buco que teníamos reservados.

Cocinamos a fuego lento durante 2-3 horas, asegurándonos de que la carne esté tierna y suave. Para servir, decora con un poco de queso parmesano recién rallado y una pizca de perejil fresco picado.

Consejos

Si no puedes encontrar osso buco en tu tienda local, puedes usar cortes de carne de res de calidad similar.

Si prefieres, puedes usar pollo en lugar de carne de ternera. En este caso, los tiempos de cocción serán más cortos.

Asegúrate de lavar bien las setas antes de agregarlas al guiso.

Conclusiones

Con esta receta, tendrás una cena o comida ideal para compartir con tus seres queridos. El Osso buco es un plato sencillo pero lleno de sabor, perfecto para ocasiones especiales o para disfrutar en casa en un día de frío. Además las setas le dan un toque aromático y delicioso. ¡Prepáralo y sorprende a tus invitados!