Osso buco con lentejas y zanahorias

Ingredientes:

  • 4 trozos de Osso Buco
  • 2 tazas de lentejas cocidas
  • 3 zanahorias grandes cortadas en rodajas
  • 1 cebolla picada
  • 3 dientes de ajo picados
  • 2 tallos de apio cortados en cubos pequeños
  • 1 taza de vino tinto
  • 1 lata de tomates triturados
  • 2 tazas de caldo de res
  • 1 cucharada de tomillo fresco picado
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

Paso 1: Preparar el Osso Buco

Comienza por salpimentar los trozos de Osso Buco y calentar 2 cucharadas de aceite de oliva en una olla grande. Agrega los trozos de carne y dóralos en ambos lados durante unos minutos. Retira la carne y reserva.

Paso 2: Sofreír las verduras

En la misma olla agrega la cebolla, el ajo, el apio y las zanahorias. Sofríe durante unos 5 minutos hasta que las verduras estén doradas y fragantes.

Paso 3: Agregar el vino y reducir

Sube el fuego y agrega el vino tinto. Revuelve y deja que se reduzca a la mitad, raspando el fondo de la olla para soltar los trocitos dorados de carne y verduras.

Paso 4: Agregar los tomates y el caldo

Agrega los tomates triturados y el caldo de res a la olla. Revuelve todo y vuelve a poner el Osso Buco en la olla. Añade también el tomillo fresco.

Paso 5: Cocinar a fuego lento

Reduce el fuego a bajo. Cubre la olla y deja que todo se cocine juntos durante aproximadamente 2 horas, revolviendo de vez en cuando y añadiendo más caldo si es necesario.

Paso 6: Agregar las lentejas

Cuando la carne esté tierna y se separe fácilmente del hueso, agrega las lentejas cocidas a la olla. Revuelve y cocina todo junto por unos 15 minutos más hasta que las lentejas estén calientes y hayan absorbido el sabor del guiso.

Paso 7: Sirve

Sirve el Osso Buco con lentejas y zanahorias en platos individuales. Puedes acompañar este plato con un poco de arroz, pasta o pan recién horneado.

Consejos

  • Si no tienes caldo de res, puedes añadir agua en su lugar.
  • Puedes cortar todas las verduras con antelación para ahorrar tiempo durante la preparación.
  • Este plato se puede preparar con antelación y guardar en la nevera durante varios días o congelado para una cena rápida en el futuro.
  • Si no tienes tomillo fresco, puedes usar tomillo seco en su lugar. Asegúrate de usar la mitad de la cantidad ya que el tomillo seco es más fuerte que el fresco.

Conclusiones

Este Osso Buco con lentejas y zanahorias es una deliciosa opción para aquellos días en los que quieres algo cálido y reconfortante. La combinación de la carne tierna, las lentejas suaves y las verduras dulces en un caldo rico es verdaderamente irresistible. Además, esta receta es fácil de hacer y se puede adaptar fácilmente a tus gustos personales al cambiar los ingredientes o las proporciones. ¡Anímate a probarla y sorprender a tu familia y amigos con esta sabrosa receta italiana!