Osso buco con champiñones y tomate

Introducción

Uno de los platos más emblemáticos de la cultura culinaria italiana es el osso buco, elaborado con una pieza de carne de vaca que incluye hueso y médula, cocida a fuego lento y acompañada de una salsa de tomate y champiñones. Este plato tiene una larga tradición en Italia, especialmente en Milán, donde es muy popular. La receta original tiene algunas variaciones, pero en esta ocasión, vamos a aprender cómo preparar un delicioso osso buco con champiñones y tomate.

Ingredientes

Los ingredientes que necesitaremos para preparar este plato son los siguientes:
  • 1 kg de carne de osso buco
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande
  • 2 zanahorias
  • 2 ramas de apio
  • 6 dientes de ajo
  • 500 gr de champiñones frescos
  • 2 tomates grandes maduros
  • 1 taza de vino blanco
  • 2 tazas de caldo de carne
  • 1 ramita de romero
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta negra molida al gusto

Preparación

Paso 1: Preparación de los ingredientes

Comenzamos cortando en cubos pequeños la cebolla, las zanahorias y las ramas de apio. También pelamos los dientes de ajo y los dejamos enteros. Por otro lado, cortamos los champiñones en láminas, los tomates en cubitos y reservamos todo por separado.

Paso 2: Dorar la carne

En una olla grande, calentamos el aceite de oliva a fuego medio. Una vez caliente, agregamos los trozos de carne de osso buco y los doramos por ambos lados. Este proceso puede tardar unos minutos, y se trata de sellar los jugos y sabores de la carne. Cuando la carne esté dorada, la retiramos de la olla y la reservamos.

Paso 3: Sofreír los vegetales

En la misma olla donde doramos la carne, agregamos la cebolla, zanahorias, apio y ajo. Sofreímos los vegetales por unos minutos, hasta que estén dorados y se haya liberado un poco de su jugo. Este paso es muy importante, ya que le aportará un gran sabor a nuestra preparación.

Paso 4: Añadir los champiñones y tomates

Después de que los vegetales hayan cocido un poco, añadimos los champiñones. Cocinamos por un par de minutos hasta que se doren. A continuación, agregamos los tomates y mezclamos bien. Dejamos cocinar por unos 5 minutos, hasta que los tomates suelten su jugo y se mezclen con los champiñones.

Paso 5: Cocinar con vino blanco y caldo de carne

Una vez que los champiñones y tomates han cocido un poco, agregamos el vino blanco y dejamos cocinar hasta que se evapore el alcohol. Cuando no haya rastro de olor a alcohol, agregamos el caldo de carne, el romero y la hoja de laurel. Mezclamos bien y dejamos que se cocine todo junto por un par de minutos.

Paso 6: Incorporar de nuevo la carne

Después de que la salsa esté cocida, añadimos de nuevo los trozos de osso buco que habíamos reservado. Los colocamos dentro de la olla y los sumergimos bien en la salsa. Si es necesario, agregamos un poco más de caldo de carne. Tapamos la olla, bajamos el fuego y dejamos cocinar por unos 2-3 horas aproximadamente, hasta que la carne esté tierna y se desprenda del hueso.

Servir

Una vez que el osso buco esté cocido, lo retiramos de la olla y lo colocamos en una fuente para servir. Añadimos encima un poco de salsa de champiñones y tomate, y decoramos con unas hojas de perejil fresco. Este platillo es ideal para ser acompañado con arroz blanco o puré de papas.

Conclusión

El osso buco con champiñones y tomate es un plato que tiene un largo historial en la cocina italiana. Su cocción lenta, junto con los sabores que aportan los vegetales, el vino blanco y el caldo de carne, le dan un sabor único e inigualable. Si bien puede parecer un poco elaborado, siguiendo esta receta detallada, cualquier persona puede prepararlo en casa y convertirse en un verdadero chef italiano. ¡Buen provecho!