Osso buco a la milanesa

Osso buco a la milanesa

Pocos platillos se asocian tanto con la ciudad de Milán como el Osso buco, un guiso de carne de ternera que se cocina lentamente con verduras y vino blanco. En esta receta, te enseñaré cómo hacer la versión clásica del Osso buco a la milanesa, servido con gremolata y risotto a la milanese. ¡No te lo pierdas!

Ingredientes:

- 4 piezas de osobuco de ternera de unos 4 cm de grosor
- 2 cebollas grandes
- 2 zanahorias medianas
- 2 ramas de apio
- 4 dientes de ajo
- 1 lata de tomates pelados en cubos
- 1 taza de caldo de pollo
- 1 taza de vino blanco seco
- 1 ramita de romero fresco (opcional)
- Aceite de oliva
- Sal y pimienta negra molida al gusto

Para la gremolata:

- 1 manojo de perejil fresco
- 1 diente de ajo
- La ralladura de 1 limón

Para el risotto:

- 1 taza de arroz Arborio
- 4 tazas de caldo de pollo o verduras
- 1/2 taza de vino blanco seco
- 1 cebolla mediana
- 1 diente de ajo
- 1/2 taza de queso parmesano rallado
- Aceite de oliva
- Sal y pimienta negra molida al gusto

Preparación:

1. Corta las cebollas, zanahorias y apio en cubos pequeños, y pica los dientes de ajo finamente.

2. Sazona las piezas de osobuco con sal y pimienta negra molida al gusto.

3. Calienta un poco de aceite de oliva en una olla grande a fuego medio-alto. Agrega las piezas de carne y cocínalas hasta que estén doradas por ambos lados, unos 5 minutos por lado. Retira las piezas de carne de la olla y colócalas en un plato aparte.

4. En la misma olla, agrega un poco de aceite de oliva si es necesario, y sofríe las cebollas, zanahorias, apio y ajo durante unos 5 minutos, hasta que estén suaves.

5. Agrega los tomates pelados en cubos, el vino blanco y la ramita de romero (si la usas). Deja que hierva durante un par de minutos.

6. Regresa las piezas de carne a la olla, y agrega suficiente caldo de pollo para que cubra la carne. Baja el fuego y deja que el guiso se cocine a fuego lento durante 2-3 horas, o hasta que la carne esté suave y se desprenda del hueso fácilmente.

7. Mientras tanto, prepara la gremolata: pica finamente el perejil y el ajo, y mezcla con la ralladura de limón. Reserva.

8. Para el risotto, comienza calentando el caldo de pollo o verduras en una olla aparte.

9. En otra olla grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto, y sofríe la cebolla y el ajo hasta que estén suaves.

10. Agrega el arroz y cocínalo durante unos 2 minutos, revolviendo constantemente, hasta que los granos comiencen a volverse transparentes.

11. Agrega el vino blanco y deja que se evapore, revolviendo constantemente.

12. Comienza a agregar el caldo caliente de un cucharón en un cucharón, revolviendo constantemente hasta que el arroz absorba todo el líquido antes de agregar más.

13. Continúa cocinando el risotto de esta manera hasta que el arroz esté cocido pero aún al dente, unos 18-20 minutos en total.

14. Agrega el queso parmesano rallado y revuelve bien. Rectifica la sazón con sal y pimienta negra al gusto.

15. Cuando el Osso buco esté listo, retira la carne de la olla y colócala en un plato. Agrega un poco de salsa sobre las piezas de carne, y espolvorea con la gremolata. Sirve con el risotto a un lado.

¡Listo! Este platillo es un auténtico tesoro de la cocina italiana, ¡y estamos seguros de que les encantará en tu hogar!