Las mejores recetas de pizza de la cocina italiana

Introducción

La pizza es una de las comidas más populares del mundo y es originaria de la cocina italiana. Además, es bastante versátil y se puede preparar con una gran variedad de ingredientes, lo que la convierte en una opción ideal para satisfacer los gustos de cualquier paladar. En este artículo, te mostraré las mejores recetas de pizza de la cocina italiana para que puedas prepararlas fácilmente en casa.

La historia de la pizza

La historia de la pizza se remonta a la antigua Grecia, donde se preparaba una masa plana con aceite, hierbas y queso. Sin embargo, fue en Italia donde la pizza comenzó a tomar la forma que conocemos hoy en día. En la ciudad de Nápoles, en el siglo XVII, se añadió tomate a la pizza por primera vez, lo que le dio el sabor distintivo que la convirtió en uno de los platos más populares de la cocina italiana.

Tipos de masa

El secreto para hacer una buena pizza es la masa. Hay diferentes tipos de masa que se pueden utilizar para preparar una pizza, cada una con sus propias características. Aquí están algunos de los más populares:

Masa napolitana

La masa napolitana es la masa más tradicional de la pizza italiana. Se hace mezclando harina, agua, levadura y sal y se amasa a mano. La masa se deja asentar durante un tiempo para que fermente antes de estirarla con un rodillo.

Masa de pizza al estilo romano

La masa de pizza al estilo romano es más fina que la masa napolitana. Está hecha con harina, agua, levadura, sal y aceite de oliva. Se extiende con un rodillo o se prensa con las manos antes de ser horneada.

Masa de pizza al estilo americano

La masa de pizza al estilo americano es más gruesa que las masas napolitana y romana. Está hecha de harina, agua, levadura, sal y una pequeña cantidad de aceite. Se extiende con un rodillo antes de ser horneada. Y ahora, sin más preámbulos, aquí están las mejores recetas de pizza de la cocina italiana:

Pizza Margherita

La pizza Margherita es una de las pizzas más clásicas de la cocina italiana. Su nombre se debe a la reina Margherita de Saboya, que visitó Nápoles en 1889 y le gustó tanto la pizza que se creó en su honor. Para hacer la pizza Margherita necesitas: - Masa napolitana - Salsa de tomate - Mozzarella fresca - Tomates frescos - Albahaca fresca - Aceite de oliva Extiende la masa napolitana con un rodillo y colócala en una bandeja para pizza. Unta la salsa de tomate sobre la masa y añade la mozzarella fresca cortada en rodajas. Corta los tomates en rodajas y añádelos a la pizza. Hornea durante 10-15 minutos a 230°C. Cuando esté lista, añade la albahaca fresca y un chorrito de aceite de oliva.

Pizza con prosciutto y rúcula

La pizza con prosciutto y rúcula es una pizza con un sabor más sofisticado y es una de las favoritas de los amantes de la pizza italiana. Para hacer la pizza con prosciutto y rúcula necesitas: - Masa de pizza al estilo romano - Salsa de tomate - Mozzarella fresca - Prosciutto - Rúcula - Aceite de oliva Extiende la masa de pizza al estilo romano con un rodillo y cúbrela con la salsa de tomate. Añade la mozzarella fresca cortada en rodajas y el prosciutto cortado en tiras. Hornea durante 10 minutos a 230°C. Cuando esté lista, añade la rúcula y un chorrito de aceite de oliva.

Pizza con pimientos y salchichas

La pizza con pimientos y salchichas es una opción popular entre aquellos que disfrutan de una pizza con un toque picante. Para hacer la pizza con pimientos y salchichas necesitas: - Masa de pizza al estilo americano - Salsa de tomate - Mozzarella fresca - Pimientos cortados en tiras - Salchichas - Aceite de oliva Extiende la masa de pizza al estilo americano con un rodillo y cúbrela con la salsa de tomate. Añade la mozzarella fresca cortada en rodajas y los pimientos cortados en tiras. Agrega las salchichas cortadas en rodajas y hornea durante 15-20 minutos a 230°C. Cuando esté lista, añade un chorrito de aceite de oliva.

Cómo hacer la pizza perfecta

Aquí están algunos consejos para hacer la pizza perfecta: - Utiliza una masa fresca para obtener mejores resultados. - Prepara la salsa de tomate casera para darle un sabor más auténtico a la pizza. - Utiliza mozzarella fresca en lugar de la mozzarella rallada que se encuentra en la mayoría de los supermercados. - Hornea la pizza a una alta temperatura (230°C) para obtener una corteza crujiente. - Añade los ingredientes frescos después de hornear la pizza para que no se quemen.

Conclusión

La pizza es una de las comidas más versátiles y populares de la cocina italiana. Hay una gran variedad de opciones para elegir, desde la clásica pizza Margherita hasta la sofisticada pizza con prosciutto y rúcula. Con estos consejos y recetas, puedes preparar fácilmente la pizza perfecta en casa y sorprender a tus amigos y familiares. ¡Buen provecho!