La receta básica de la pasta fresca

Introducción

A todos nos encanta la pasta. Ya sea con salsa de tomate, pesto o simplemente aceite de oliva y ajo, hay algo en la pasta que la convierte en el plato perfecto para cualquier ocasión. Y aunque hay muchas formas de cocinar la pasta, la mejor es sin duda la pasta fresca. Por eso, hoy vamos a enseñarte cómo hacerla. Sigue leyendo para descubrir la receta básica de la pasta fresca.

Ingredientes

Para hacer pasta fresca, necesitarás muy pocos ingredientes. De hecho, solo necesitas cuatro:
  • 300 g de harina de trigo
  • 3 huevos
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación

Paso 1: hacer la masa

El primer paso para hacer pasta fresca es hacer la masa. Para ello, deposita los 300 g de harina en un recipiente grande y haz un hueco en el centro. Agrega los tres huevos, una pizca de sal y dos cucharadas de aceite de oliva dentro del hueco. Con un tenedor, mezcla los ingredientes húmedos con la harina. Cuando la mezcla esté muy gruesa, usa tus manos para amasar la masa. Si la masa está demasiado seca, agrega un poco de agua. Si está demasiado húmeda, agrega más harina. Sigue amasando la masa hasta que esté suave y elástica. Envuelve la masa en papel film y deja que repose en la nevera durante al menos 30 minutos.

Paso 2: estirar la masa

Una vez que la masa ha descansado, es hora de estirarla. Empieza por cortar la masa en pedazos pequeños. Puedes cortarla en dos, tres o cuatro pedazos, dependiendo de lo grande que quieras que sea la pasta. Toma una de las piezas de masa y amásala un poco más para que esté suave. Espolvorea harina en la mesa y en el rodillo y empieza a estirar la masa. Estira la masa hasta que tenga un grosor de medio millímetro.

Paso 3: cortar la pasta

Una vez que has estirado la masa, es hora de cortarla. Puedes cortarla de dos maneras:
  • Corta la masa en tiras finas para hacer fideos largos
  • Corta la masa en diferentes formas y tamaños para hacer pasta corta
Asegúrate de espolvorear harina en la masa antes de cortar para que no se pegue.

Paso 4: cocinar la pasta

Una vez que has cortado la pasta, déjala secar durante por lo menos una hora. Después de eso, podrás cocinarla. Pon una olla grande de agua a hervir y agrega una pizca de sal. Cuando el agua esté hirviendo, agrega la pasta. Cocina la pasta durante dos o tres minutos, o hasta que esté al dente. Cuela la pasta y sírvela inmediatamente con tu salsa favorita.

Conclusión

Con esta receta básica de pasta fresca, será fácil para ti hacer pasta casera en cualquier momento. Ya sea que quieras hacer fideos largos o pasta corta, esta receta es fácil de seguir. Prueba la pasta fresca con diferentes salsas y experimenta con diferentes formas y tamaños. Estoy seguro de que te enamorarás de la pasta fresca tanto como yo. ¡Buen provecho!