Focaccia de jamón y queso

Introducción

La Focaccia de jamón y queso es un delicioso platillo de la cocina italiana que se ha vuelto muy popular a lo largo del tiempo. Se trata de un pan plano, similar a la pizza, que se hornea y luego se cubre con jamón y queso. Si te gusta el pan recién horneado y el queso derretido, esta receta seguramente se convertirá en una de tus favoritas. En este artículo, te mostraremos cómo preparar una deliciosa Focaccia de jamón y queso para que puedas disfrutar en casa con tu familia y amigos.

Ingredientes

Los ingredientes necesarios para preparar Focaccia de jamón y queso son:
  • 500 gramos de harina de trigo
  • 7 gramos de levadura seca
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 400 ml de agua tibia
  • 150 gramos de jamón serrano cortado en cubos
  • 200 gramos de queso mozarella cortado en cubos
  • Hojas de orégano para decorar

Preparación de la masa

Para preparar la masa de nuestra Focaccia de jamón y queso, lo primero que debemos hacer es mezclar la harina junto con la levadura seca, la sal, y el azúcar en un recipiente grande. Agregamos el aceite de oliva y el agua tibia, y comenzamos a mezclar todo con nuestras manos hasta obtener una masa suave. Después de unos minutos de amasar la masa, la dividimos en dos partes iguales y las colocamos sobre una superficie enharinada. Cubrimos con un paño húmedo y dejamos reposar la masa durante unos 30 minutos.

Horneado de la Focaccia

Una vez que la masa ha crecido un poco, extendemos cada una de las porciones en una bandeja de horno previamente engrasada con aceite de oliva. Cubrimos con el jamón serrano y el queso mozarella cortado en cubos. Para darle una apariencia más atractiva, también podemos agregar algunas hojas de orégano fresco. Precalentamos el horno a 200°C y horneamos nuestra Focaccia de jamón y queso durante unos 20-25 minutos o hasta que la masa comience a dorarse. Si deseas que el queso se derrita un poco más, puedes dejarlo en el horno durante unos minutos más hasta que se derrita completamente.

Consejos y trucos

Para que nuestra Focaccia de jamón y queso quede perfecta, es posible seguir algunos consejos y trucos que te ayudarán a aprovechar al máximo esta receta.
  • Si no te gusta el jamón serrano, puedes reemplazarlo por cualquier otro tipo de jamón que prefieras.
  • También puedes agregar aceitunas, tomates, cebolla y otros ingredientes a la mezcla para darle más sabor.
  • Si no tienes el horno precalentado, la masa no se cocerá uniformemente y no obtendrás una Focaccia perfecta.
  • No te olvides de pincelar el pan plano con aceite de oliva antes de colocar el resto de los ingredientes.
  • Si deseas un pan más crujiente, puedes agregar un poco de agua a la masa antes de dejarla reposar.

Conclusión

La Focaccia de jamón y queso es una receta sencilla y deliciosa que se puede preparar en casa con ingredientes simples. Esta receta es ideal para cualquier ocasión y puede servirse como aperitivo, plato principal e incluso como postre. Siguiendo algunos consejos y trucos, podemos preparar una Focaccia de jamón y queso perfecta que agradará a todos. No dudes en agregar tu toque personal a esta receta y disfrutar de la magia de la cocina italiana. ¡Buen provecho!