Focaccia de alcachofa y aceitunas negras

Uno de los platillos más populares de la cocina italiana es la focaccia, la cual puede ser disfrutada en cualquier momento del día. Desde el desayuno hasta la cena, la focaccia es una excelente opción para cualquier comida. Es por ello que en esta ocasión quiero compartir contigo mi receta de Focaccia de alcachofa y aceitunas negras.

Antes de comenzar, quiero recordarte que para lograr una buen focaccia se requiere de un poco de paciencia y tiempo, pero te aseguro que el resultado final valdrá la pena.

Ingredientes:

- 500 gr. de harina de fuerza
- 300 ml. de agua
- 25 gr. de levadura fresca de panadero
- 2 cucharadas de sal
- 2 cucharadas de azúcar
- 1 taza de alcachofas en conserva
- 1 taza de aceitunas negras
- 3 ramitas de romero fresco
- Aceite de oliva

Instrucciones:

1. Lo primero que debemos hacer es poner en un bol la harina de fuerza, el azúcar y la sal, mezclamos bien.

2. En otro bol disolvemos la levadura fresca en el agua y después la agregamos a la mezcla de harina, azúcar y sal.

3. Amasamos bien hasta conseguir una masa homogénea y suave. Si la mezcla queda muy seca o muy húmeda añade un poco más de harina o agua, respectivamente.

4. Dejamos reposar la masa durante al menos una hora, tapada con un paño húmedo, en un lugar cálido alejado de corrientes de aire.

5. Precalentamos el horno a 220 ºC.

6. Aceitamos la bandeja del horno con aceite de oliva.

7. En este punto, debemos tomar la masa y extenderla sobre la bandeja del horno en la que previamente hemos vertido un poco de aceite de oliva. La masa debe tener un grosor de al menos 2 cm.

8. Esparcimos sobre la masa las alcachofas y las aceitunas negras.

9. Cocemos la focaccia durante unos 25 minutos, hasta que la masa esté dorada y crujiente.

10. Pasado este tiempo, sacamos la focaccia del horno y espolvoreamos sobre ella las hojas de romero fresco.

11. Dejamos enfriar un poco, pero servimos la focaccia aún caliente.

¡Y listo! Ya tienes tu deliciosa focaccia de alcachofa y aceitunas negras. Este platillo es perfecto para compartir con amigos y familiares en cualquier ocasión.

A continuación, te presento algunas ideas para disfrutar esta deliciosa focaccia:

1. Como aperitivo: Sírvela en pequeñas porciones junto con una copa de vino o una cerveza fresca.

2. Como plato fuerte: Acompáñala con una ensalada fresca de lechuga y jitomate o haz un sándwich con la focaccia rellenándola con jamón, queso y lechuga.

3. Para una cena informal: Prepárala en grandes porciones y corta en pequeñas porciones que cada invitado pueda tomar con las manos.

Espero que disfrutes esta receta y la hagas tu favorita. La focaccia de alcachofa y aceitunas negras es una deliciosa opción para cualquier ocasión y que cualquier amante de la cocina italiana debe probar. ¡Buen provecho!