Cómo hacer Tiramisú sin huevo

Introducción

El Tiramisú es un postre italiano conocido mundialmente por su delicioso sabor a café y su cremosidad. Aunque la receta tradicional incluye huevos, existen variantes para aquellos que prefieren evitar su consumo o tiene alergias a este alimento. En este artículo te enseñaremos cómo preparar un delicioso Tiramisú sin huevo en simples pasos. ¡Empecemos!

Ingredientes

  • 1 taza de café expreso frío
  • 24 galletas tipo Savoiardi
  • 2 tazas de queso mascarpone
  • 1 taza de crema de leche
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Cacao en polvo para decorar

Preparación

Paso 1: Preparar el café

Lo primero que debemos hacer es preparar un café expreso y dejarlo enfriar a temperatura ambiente.

Paso 2: Preparar la crema

En un tazón, mezcla el queso mascarpone, la crema de leche, el azúcar y el extracto de vainilla. Bate la mezcla hasta que quede suave y tenga una consistencia firme.

Paso 3: Armar el Tiramisú

Moja las galletas en el café expreso y coloca una capa de estas en el fondo de un recipiente rectangular. A continuación, agrega una capa de la mezcla de mascarpone que acabas de preparar, cubriendo las galletas. Repite este paso haciendo otra capa con galletas mojadas en café y otra capa de mezcla de mascarpone hasta que hayas terminado todos los ingredientes. Asegúrate de finalizar con una capa de mezcla de mascarpone.

Paso 4: Refrigerar

Cubre el recipiente con papel film y refrigera durante aproximadamente 4 horas antes de servir. Cuando este listo para servir, decora con cacao en polvo.

Consejos

  • Asegúrate de tener todos los ingredientes a temperatura ambiente antes de empezar a preparar el Tiramisú. Esto evitará que queden grumos en la mezcla.
  • En lugar de galletas Savoiardi, puedes utilizar bizcochos de soletilla.
  • Decora con una hoja de menta o fresas para darle un toque extra de sabor y color.
  • Si no tienes café expreso, puedes utilizar cualquier otro café fuerte.

Conclusión

Preparar un Tiramisú sin huevo no es tan difícil como parece. Con unos cuantos ingredientes y algunos pasos sencillos, podrás disfrutar de un postre delicioso y cremoso. Recuerda que puedes ajustar la receta a tus gustos personales y utilizar diferentes tipos de decoraciones para sorprender a tus invitados. ¡Buen provecho!