Cómo hacer pasta fresca perfecta

Cada vez más personas se están sintiendo tentadas a cocinar en casa, ya sea por economizar dinero, por la satisfacción que les produce cocinar algo delicioso o simplemente por la pandemia que nos ha obligado a pasar más tiempo en casa. Si eres uno de ellos, entonces probablemente estás buscando nuevas y emocionantes recetas para probar. ¿Has pensado en hacer pasta casera? Sí, esta deliciosa y versátil comida puede ser preparada en casa sin mucho esfuerzo. En este artículo te enseñaré cómo hacer pasta fresca perfecta como un auténtico Chef italiano.

Antes de empezar, quiero comentarte que la pasta fresca es muy diferente a la pasta seca que sueles encontrar en los supermercados. Para empezar, la pasta fresca es más gruesa y su tiempo de cocción es mucho más corto. Además, la pasta fresca es más suave al paladar y su sabor es mucho más intenso. Así que, si nunca has hecho pasta fresca antes, estás a punto de descubrir una nueva dimensión culinaria.

Para empezar a hacer pasta fresca, necesitarás los siguientes ingredientes:
- 2 tazas de harina común
- 3 huevos grandes
- 1 cucharada de aceite de oliva
- 1 pizca de sal

Para preparar la pasta, sigue estos pasos:
1. Coloca la harina en un recipiente y haz un hoyo en el centro.
2. Rompe los huevos y agrégalos al hoyo. Agrega también el aceite de oliva y la sal.
3. Comienza a mezclar los ingredientes con un tenedor o un batidor de varillas desde el centro hacia los bordes hasta que la masa quede homogénea.
4. Amasa la masa con las manos durante unos 5 minutos hasta que esté suave y elástica.
5. Envuelve la masa con papel film y déjala reposar en la nevera durante unos 30 minutos.

Pasados los 30 minutos, ya puedes empezar a hacer pasta fresca. Solo sigue los siguientes consejos para conseguir la mejor pasta fresca:
- Divide la masa en 4 partes y trabaja una por una. Así asegurarás que la masa no se seque.
- Asegúrate que la masa no esté pegajosa. Si lo está, espolvorea un poco de harina para evitar que la pasta se pegue.
- Usa una máquina de hacer pasta fresca para conseguir láminas muy finas. Si no tienes una, podrás cortar la pasta en pedazos pequeños y usar un rodillo para conseguir darle el grosor deseado.
- Sigue las instrucciones de la máquina para conseguir la pasta más fina.
- Es importante cocinar la pasta inmediatamente de haberla creado para conseguir la mejor textura y sabor. No la dejes secar, solo colócala directamente en el agua hirviendo o sobre una superficie enharinada si la cocina en cuanto antes no es una opción.
- Agrega mucha sal en el agua en la que cocinarás la pasta.
- La pasta fresca se cocina mucho más rápido que la pasta seca, así que ten cuidado de no dejarla demasiado tiempo en el agua.

Pasta fresca es una auténtica joya culinaria que puedes hacer en casa con ingredientes sencillos, herramientas fáciles de conseguir y una pizca de esfuerzo. Prueba a crear pasta fresca las próximas vez que decidas cocinar para tu familia y serás el auténtico chef de la casa. ¡Buen provecho!