Cómo acompañar el osso buco con polenta

Sin título.

Si hay un plato típico de la gastronomía italiana que todo el mundo debería probar, es el osso buco con polenta. Aunque la elaboración de este plato parezca complicada, no lo es tanto. Si eres un amante de la cocina italiana, no te puedes perder esta receta. En este artículo, te enseñaré cómo hacer el osso buco con polenta y además te daré algunos consejos para acompañarlo.

¿Qué es el osso buco?

El osso buco es un plato típico de la región de Lombardía, en el norte de Italia. Se trata de un guiso de carne de ternera con hueso y médula, cocinado con verduras y salsa de tomate. El secreto de este plato está en la lentitud de la cocción y en la elección de los ingredientes. Los tomates deben ser frescos y de calidad, así como las verduras y la carne. El resultado es un plato con mucho sabor y una textura muy tierna.

Cómo hacer el osso buco

Ingredientes:

- 4 rodajas de osso buco de ternera

- 3 cucharadas de aceite de oliva

- 1 cebolla picada

- 2 zanahorias picadas

- 2 ramas de apio picadas

- 2 dientes de ajo picados

- 2 tazas de tomate fresco picado

- 1 taza de caldo de carne

- 1/2 taza de vino blanco

- 1 cucharada de tomillo fresco picado

- Sal y pimienta al gusto

Preparación:

1. En una olla grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio-alto.

2. Agrega las rodajas de osso buco y cocina por ambos lados hasta que estén doradas.

3. Retira la carne de la olla y reserva.

4. Agrega la cebolla, zanahoria, apio y ajo a la olla y cocina hasta que estén dorados.

5. Agrega el tomate picado y cocina durante unos minutos más.

6. Agrega el caldo de carne, el vino blanco, el tomillo, la sal y la pimienta y mezcla bien.

7. Coloca las rodajas de osso buco en la olla, cubre y cocina a fuego lento durante 2 horas o hasta que la carne esté tierna.

Cómo hacer la polenta

La polenta es un acompañamiento ideal para el osso buco. La verdad es que es muy fácil de hacer y no necesitas muchos ingredientes. Solo necesitas maíz amarillo, agua, sal y mantequilla.

Ingredientes:

- 1 taza de harina de maíz

- 4 tazas de agua

- 1 cucharada de sal

- 3 cucharadas de mantequilla

Preparación:

1. En una olla, lleva el agua a ebullición.

2. Agrega la sal y poco a poco ve añadiendo la harina de maíz mientras revuelves constantemente.

3. Reduce el fuego y continúa cocinando y revolviendo durante unos 30 minutos, hasta que la polenta esté espesa y suave.

4. Agrega la mantequilla y mezcla bien.

Consejos para acompañar el osso buco con polenta

- Si tienes tiempo, deja reposar el osso buco cocido en la salsa durante varias horas antes de servirlo. Esto ayudará a que los sabores se fusionen y el plato tendrá un sabor aún más intenso y delicioso.

- Si te gusta, puedes agregar queso parmesano rallado a la polenta.

- Para un toque fresco y colorido, puedes agregar hojas de albahaca fresca picada al osso buco antes de servirlo.

- Si quieres probar algo diferente, puedes acompañar el osso buco con arroz al azafrán en lugar de polenta.

Conclusión

El osso buco con polenta es un plato clásico de la gastronomía italiana que todo el mundo debería probar. La lentitud de la cocción y la elección de los ingredientes son la clave para obtener un plato con mucho sabor y una textura muy tierna. Acompáñalo con polenta y disfruta de una experiencia gastronómica única.