Carpaccio de jabalí con queso de cabra y miel

Introducción

Cuando se trata de comida italiana, sabemos que se trata de algunas de las comidas más deliciosas y reconfortantes que existen en el mundo. Desde las pastas hasta las pizzas, la comida italiana ha conquistado los paladares de personas de todo el mundo. Sin embargo, hay algunos platos que podrían ser un poco menos familiares. El carpaccio es uno de esos platos. Es un plato que puede parecer simple a primera vista, pero cuando se elabora correctamente, puede ser una comida increíblemente sabrosa y satisfactoria. Hoy, te mostraremos cómo hacer carpaccio de jabalí con queso de cabra y miel.

Qué es el carpaccio

El carpaccio es una preparación italiana de carne cruda estilo sashimi, finamente cortada y aliñada. Tomó su nombre del famoso pintor veneciano Vittore Carpaccio, conocido por sus brillantes paletas de colores. La preparación más común de carpaccio es de ternera, pero también hay carpaccio de pescado, cerdo e incluso jabalí.

Ingredientes para 4 porciones de carpaccio de jabalí con queso de cabra y miel

  • 450 gramos de filete de jabalí limpio y sin tendones.
  • 30 gramos de arúgula
  • 1/4 de taza de queso de cabra desmoronado
  • 1/4 de taza de piñones tostados
  • 2 cucharadas de miel
  • Zumo de 1/2 limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta recién molida

Preparación

Paso 1: Congelar la carne

Para poder cortar la carne lo suficientemente fina, necesitamos que esté parcialmente congelada. Para ello, colocamos el filete de jabalí en una hoja de papel encerado y lo envolvemos bien. Colocamos el paquete en el congelador por una hora más o menos.

Paso 2: Preparar el aliño

Mientras el jabalí se congela, aprovechamos para preparar el aliño. Mezclamos el aceite de oliva, el zumo de limón y salpimentamos a gusto. Luego, lo reservamos en la nevera.

Paso 3: Preparar la guarnición

En un recipiente, mezclamos la arúgula, el queso de cabra y los piñones tostados. Luego, reservamos en la nevera.

Paso 4: Cortar el jabalí

Con la ayuda de un cuchillo muy afilado, cortamos el jabalí en rodajas muy finas, de no más de 3 mm. Dejamos las rodajas en el congelador si es necesario para mantenerlas frías.

Paso 5: Disponer el carpaccio

Disponemos varias rodajas en cada plato, ligeramente traslapadas y con una forma decorativa. Luego, agregamos una pizca de sal y pimienta recién molida a cada porción.

Paso 6: Añadir el aliño

Con ayuda de una cuchara, agregamos el aliño preparado sobre cada porción del carpaccio.

Paso 7: Agregar la guarnición

Por último, colocamos una cucharada generosa de la mezcla de arúgula, queso de cabra y piñones tostados a un lado de cada porción de carpaccio. Rocíamos un poco de miel sobre la guarnición y servimos.

Conclusión

El carpaccio de jabalí es una deliciosa alternativa al carpaccio de ternera tradicional. La carne de jabalí es un poco más fuerte en sabor, lo que se contrarresta perfectamente con el queso de cabra suave y la dulzura de la miel. El carpaccio es ideal como entrante para una cena elegante o una cena romántica en casa. ¡Esperamos que disfrutes tu carpaccio de jabalí con queso de cabra y miel!