Canapé de salami y queso gorgonzola

La cocina italiana es sinónimo de sabores intensos y sofisticados. Entre sus deliciosas opciones de aperitivos, se encuentra el canapé de salami y queso gorgonzola, una opción perfecta para cualquier ocasión.

Ingredientes

  • 1 baguette
  • 100 g de salami
  • 100 g de queso gorgonzola
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de orégano
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

1. Precalentar el horno a 200°C.

2. Cortar la baguette en rebanadas de alrededor de 1 cm de grosor.

3. En un tazón, mezclar la mantequilla a temperatura ambiente con el orégano, la sal y la pimienta hasta que la mezcla esté suave.

4. Untar una pequeña cantidad de la mezcla de mantequilla en cada rebanada de pan.

5. Cortar el salami en tiras finas y colocarlas sobre la mezcla de mantequilla en cada rebanada de pan.

6. Desmenuzar el queso gorgonzola y espolvorear sobre las tiras de salami.

7. Colocar las rebanadas de pan en una bandeja para hornear y hornear durante unos 10 minutos o hasta que el queso esté derretido y dorado.

8. Servir los canapés calientes y disfrutar.

Consejos

Para darle un toque más fresco y equilibrado a los canapés, puedes añadir una pequeña cantidad de rúcula fresca o aceitunas picadas. También puedes experimentar con diferentes tipos de queso, como el pecorino o el parmesano, para variar los sabores.

Este aperitivo es perfecto para acompañar con una copa de vino tinto italiano, como el Chianti o el Barolo, para una experiencia verdaderamente italiana.

Buon appetito!