Risotto de espárragos y limón, un plato fresco y lleno de sabor

Introducción

El risotto de espárragos y limón es un plato fresco y lleno de sabor que se ha convertido en uno de mis favoritos. La combinación de los espárragos y el limón da un toque cítrico que contrasta perfectamente con la cremosidad del arroz. Además, es un plato fácil de preparar y siempre sorprende a los comensales. En este artículo, voy a compartir mi receta de risotto de espárragos y limón, con algunos trucos y consejos para que salga perfecto.

Ingredientes

Para preparar este delicioso risotto necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 300 gramos de arroz Arborio
  • 1 manojo de espárragos verdes
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 limón
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 50 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de queso parmesano rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

Paso 1: Prepara los ingredientes

Antes de empezar a cocinar, tendrás que preparar los ingredientes. Lava los espárragos y corta las puntas en trozos de unos 3 centímetros. Pela la cebolla y pícala en trozos pequeños. Pela y pica los dientes de ajo. Ralla la piel del limón y exprime el zumo. Reserva todo.

Paso 2: Sofríe la cebolla y el ajo

Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén grande y profunda. Añade la cebolla y el ajo picados y sofríe a fuego medio hasta que estén dorados.

Paso 3: Agrega el arroz y los espárragos

Añade el arroz a la sartén y remueve bien. Deja que el arroz se tueste ligeramente durante unos minutos. A continuación, añade los trozos de espárragos y remueve de nuevo.

Paso 4: Agrega el caldo y el limón

Agrega lentamente el caldo de verduras caliente a la sartén, añadiendo un poco cada vez y removiendo continuamente. Este proceso de añadir el caldo poco a poco y remover debe durar unos 20-25 minutos. Añade el zumo de limón y la ralladura a la mitad del proceso de cocción.

Paso 5: Termina el risotto

Cuando el arroz esté cocido al dente y haya absorbido todo el caldo, retira la sartén del fuego. Añade la mantequilla y el queso parmesano rallado y remueve bien hasta que se integren por completo.

Trucos y consejos

  • Es importante remover continuamente el arroz durante todo el proceso de cocción para que quede cremoso y suelto.
  • El caldo debe estar caliente antes de añadirlo al arroz para que la cocción sea homogénea.
  • No cocines demasiado los espárragos, ya que perderán su textura crujiente.
  • No te saltes el paso de añadir la ralladura y el zumo de limón, es lo que le da el toque fresco y cítrico al plato.
  • Prueba el risotto antes de añadir la sal y la pimienta, ya que el queso parmesano aporta un sabor salado.

Conclusión

El risotto de espárragos y limón es un delicioso plato lleno de sabor y frescura que es perfecto para cualquier ocasión. Es fácil de preparar y siempre sorprende a los comensales. Con esta receta y los consejos que te he dado, seguro que puedes hacer que tu risotto sea un éxito. ¡Disfruta de tu comida!