Pizza blanca, una opción sin salsa de tomate pero con mucho sabor

Introducción

La pizza es originaria de Italia y es uno de los platos más populares en todo el mundo. Si bien la pizza clásica es conocida por su salsa de tomate, hoy hablaremos de una opción alternativa llamada pizza blanca. La pizza blanca es una variedad sin salsa de tomate y en su lugar se utiliza una mezcla de queso cremoso, hierbas y aceite de oliva. En este post te enseñaremos todo lo que necesitas saber sobre la pizza blanca y cómo hacerla en casa.

¿Qué es la pizza blanca?

La pizza blanca es una opción sin salsa de tomate que utiliza una mezcla de queso cremoso, hierbas frescas y aceite de oliva en lugar de la salsa de tomate tradicional. También se puede agregar otros ingredientes como champiñones, cebolla caramelizada y salami para darle más sabor.

Diferentes tipos de queso para pizza blanca

Uno de los ingredientes clave para la pizza blanca es el queso. Hay diferentes tipos de queso que se pueden utilizar, pero los más populares son el queso ricotta, el queso de cabra y los quesos italianos como la mozzarella y el parmesano. - Queso ricotta: este queso cremoso tiene un sabor suave y se combina bien con las hierbas y los otros ingredientes de la pizza blanca. - Queso de cabra: el queso de cabra puede ser de diferentes tipos, desde suave hasta fuerte. Es un queso que agrega mucho sabor a la pizza blanca y se combina bien con otros ingredientes como el tocino y las cebollas caramelizadas. - Mozzarella: la mozzarella es el queso más común utilizado en las pizzas. Está disponible en diferentes variedades, desde la fresca hasta la rallada. La mozzarella fresca suele ser la opción más adecuada para la pizza blanca debido a su sabor suave. - Parmesano: el queso parmesano tiene un sabor fuerte y salado que agrega mucho sabor a la pizza blanca. Se puede utilizar mezclado con otros quesos o solo.

Ingredientes para hacer pizza blanca

- Masa de pizza: puedes utilizar la masa de pizza tradicional o una masa de pizza prehecha. - Queso: utiliza una mezcla de queso ricotta, queso de cabra, mozzarella y/o parmesano. - Aceite de oliva: se utiliza para agregar sabor a la pizza blanca. - Hierbas: utiliza hierbas frescas como el romero, el tomillo y la albahaca para agregar sabor. - Otros ingredientes: se pueden agregar otros ingredientes como champiñones, cebolla caramelizada, tocino, etc.

Cómo hacer pizza blanca

1. Precalienta el horno a 220°C. 2. Saca la masa de pizza de la nevera y deja que alcance la temperatura ambiente. 3. Estira la masa de pizza en una superficie enharinada. 4. Coloca la masa de pizza en una bandeja para hornear ligeramente engrasada. 5. Agrega una capa de aceite de oliva sobre la masa de pizza. 6. Agrega las hierbas frescas en la parte superior del aceite de oliva y esparce uniformemente. 7. Agrega la mezcla de queso sobre la hierbas frescas y esparce uniformemente. 8. Agrega los ingredientes adicionales de tu elección, como champiñones, cebolla caramelizada o tocino. Estos deben ser cortados en pedazos pequeños y distribuidos uniformemente sobre la pizza. 9. Hornea la pizza en el horno durante 15-20 minutos o hasta que la masa esté crujiente y dorada. 10. Saca la pizza del horno y déjala enfriar durante unos minutos antes de cortarla.

Consejos para hacer pizza blanca

- Utiliza masa fresca o masa prehecha para ahorrar tiempo. - Coloca la masa de pizza directamente sobre la bandeja para hornear en lugar de sobre una piedra de pizza para obtener una base crujiente. - Deja que la masa de pizza alcance la temperatura ambiente antes de estirarla para evitar que se contraiga en el horno. - Añade los ingredientes de manera uniforme en la pizza para garantizar que cada bocado tenga un sabor constante. - Usa hierbas frescas para agregar sabor a la pizza blanca. Las hierbas secas no tienen el mismo aroma y sabor que las frescas.

Conclusión

La pizza blanca es una opción alternativa a la pizza clásica con salsa de tomate. Es fácil de hacer en casa y se puede personalizar con diferentes ingredientes. El queso es el ingrediente clave en la pizza blanca y hay diferentes tipos que se pueden utilizar según el sabor deseado. La pizza blanca es una opción perfecta para las personas que no les gusta la salsa de tomate o simplemente desean cambiar su sabor de vez en cuando. Prueba esta receta en casa y sorprende a tus amigos y familiares con una deliciosa pizza blanca. ¡Bon appetit!