ragu.es.

ragu.es.

Los secretos del osso buco perfecto

Los secretos del osso buco perfecto

Introducción: ¿Qué es el Osso Buco?

El Osso Buco es un plato típico de la cocina italiana, originario de la región norteña de Lombardía. Es una preparación a base de carne de ternera, cortada transversalmente en rodajas de alrededor de 3 cm de grosor, que incluyen un trozo del hueso de la pata conocido como “médula”. Su nombre se traduce como "hueso hueco". El Osso Buco se cocina tradicionalmente en una salsa de tomate, vino blanco, cebolla, zanahoria y apio, aromatizada con ajo, laurel y tomillo. Se sirve acompañado de un risotto a la milanese, una guarnición de puré de patatas o verduras cocidas. El plato requiere una larga cocción a fuego lento, para asegurar que la carne quede tierna y jugosa y los huesos se desprendan fácilmente. En este artículo, vamos a desvelar los secretos detrás de un Osso Buco perfecto, desde la elección de la carne hasta el punto exacto de cocción.

Elección de la carne

El Osso Buco se prepara típicamente con carne de ternera, aunque también se puede utilizar carne de cerdo o de cordero. Lo importante es que la carne sea tierna y marmórea, con una buena cantidad de grasa y tejido conectivo. Recomendamos elegir un corte de ternera de la parte delantera del animal, ya que esta zona concentra más tejido conectivo y grasa, lo que significa que después de cocinarlo, quedará más jugoso y sabroso.

Preparación de los ingredientes

Antes de empezar a cocinar el Osso Buco, es importante preparar correctamente los ingredientes. Necesitarás:
  • 4 rodajas de ternera Osso Buco
  • 1 cebolla grande, picada
  • 2 zanahorias, peladas y cortadas en cubos
  • 2 ramas de apio, cortadas en cubos
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 1 lata pequeña de tomate pelado, picado finamente
  • 2 tazas de caldo de carne
  • 1 taza de vino blanco seco
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de tomillo fresco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra recién molida
Para empezar, sal-pimienta las rodajas de Osso Buco y déjalas reposar durante al menos media hora a temperatura ambiente. Esto ayudará a que la carne absorba los sabores de la sal y la pimienta.

Sellado de la carne

Una vez que hayas preparado los ingredientes, es hora de empezar a cocinar. El primer paso es sellar las rodajas de Osso Buco en una sartén a fuego alto. Calienta el aceite de oliva en una sartén grande y profunda a fuego alto. Agrega las rodajas de Osso Buco y cocínalas durante unos 5 minutos por cada lado, hasta que estén doradas. Retíralas de la sartén y reserva.

Preparación de la salsa

Mientras tanto, en la misma sartén utilizada para sellar la carne, agrega la cebolla, el ajo, la zanahoria y el apio. Cocina durante unos 10 minutos o hasta que las verduras estén doradas y tiernas. Agrega los tomates picados, el vino blanco y el caldo de carne y deja que se cocine durante unos 5 minutos más. Añade también el laurel y el tomillo.

Cocción del Osso Buco

Una vez que la salsa esté lista, vuelve a colocar las rodajas de Osso Buco en la sartén y baña las carnes con la salsa. Tapa la sartén y baja el fuego al mínimo. Cocina durante unas 2-3 horas, hasta que la carne esté muy tierna y se separe fácilmente del hueso. Si la salsa se reduce demasiado durante la cocción, puedes agregar un poco más de caldo de carne o agua.

Acompañamiento

El Osso Buco se sirve tradicionalmente con un risotto a la milanese, un arroz cremoso con azafrán y queso Parmesano. Si prefieres una opción más ligera, puedes acompañarlo con puré de patatas o verduras asadas.

Conclusión

El Osso Buco es un plato reconfortante y exquisito, lleno de sabor y aroma. Con los ingredientes correctos y la técnica adecuada, puedes preparar un Osso Buco perfecto en tu propia cocina. Sigue los pasos que hemos compartido en este artículo y experimenta con diferentes guarniciones y acompañamientos para encontrar la combinación que más te guste. ¡Buon appetito!