Focaccia de pollo y pesto

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 25 gramos de levadura fresca
  • 350 ml de agua tibia
  • 200 gramos de pollo desmenuzado
  • 100 gramos de pesto
  • Aceite de oliva al gusto

Preparación:

Paso 1: Preparar la masa de focaccia

En un bol grande, mezcla la harina de trigo, la sal y el azúcar. Haz un hueco en el centro de los ingredientes secos y añade la levadura fresca. Agrega el agua tibia y comienza a mezclar con tus manos hasta que se forme una masa suave y elástica.

Una vez que hayas obtenido la masa, colócala en un bol y déjala reposar durante 30 minutos a temperatura ambiente.

Después de 30 minutos, precalienta el horno a 200 grados Celsius y cubre una bandeja para hornear con papel pergamino.

Paso 2: Añadir el pollo y el pesto

Después de que la masa haya reposado, estira la masa en una superficie limpia y enharinada hasta obtener una forma redonda o rectangular, dependiendo del tamaño de la bandeja para hornear que estés utilizando.

Cuando hayas estirado la masa, unta el pesto por encima de ella. Ahora es momento de añadir el pollo desmenuzado. Espolvorea uniformemente sobre la masa el pollo desmenuzado y termina de cubrir toda la superficie de la masa.

Paso 3: Hornear la focaccia de pollo y pesto

Una vez que hayas añadido el pollo y el pesto, rocía un poco de aceite de oliva por encima para que la focaccia esté jugosa. Ahora, coloca la bandeja para hornear con la focaccia dentro del horno precalentado durante 20 a 25 minutos o hasta que la masa esté dorada y crujiente.

Paso 4: Servir la focaccia de pollo y pesto

Una vez que la focaccia esté lista, sácala del horno y déjala enfriar durante unos minutos antes de cortarla en porciones. La focaccia de pollo y pesto puede ser la opción perfecta para un almuerzo rápido o una cena con amigos y familiares.

Conclusión:

La focaccia de pollo y pesto es una opción deliciosa y fácil de preparar para aquellos que buscan una alternativa rápida y sabrosa para cenar. Si buscas una receta que puedes personalizar a tu gusto, la focaccia es una opción a considerar. Puedes añadir tus ingredientes favoritos para hacer que esta receta sea aún más deliciosa. ¡Buen provecho!