Focaccia de patata y romero

Introducción

La focaccia es un pan plano originario de Italia, que se elabora con harina, agua, levadura, aceite y sal. A menudo se le añaden hierbas aromáticas, como el romero, para darle un sabor intenso y aromático. En esta ocasión, te propongo una variante de la focaccia clásica, utilizando patata y romero para crear una versión quizás más suave y delicada.

Ingredientes

  • 500 gramos de harina
  • 250 gramos de patatas
  • 25 gramos de levadura de panadero
  • 1 cucharada de sal
  • 2 cucharadas de romero fresco picado
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 300 ml de agua tibia

Elaboración

Paso 1: Preparación de la masa

Empezaremos por cocer las patatas en agua con sal durante unos 20 minutos, hasta que estén blandas. Una vez cocidas, las escurrimos y las dejamos enfriar. Luego las pelamos y las machacamos con un tenedor o las pasamos por un pasapurés. En un bol grande, mezclamos la harina con la sal y el romero picado. Añadimos el puré de patata y mezclamos bien. En otro bol, diluimos la levadura en el agua tibia, añadimos el aceite y removemos bien. Añadimos la mezcla líquida al bol de la harina con patata, y amasamos bien durante unos 10 minutos hasta que la masa esté suave y elástica. Cubrimos el bol con un paño y dejamos reposar la masa en un lugar cálido durante al menos una hora, hasta que doble su tamaño.

Paso 2: Formado y horneado de la focaccia

Precalentamos el horno a 220 grados. En una bandeja de horno, extendemos una hoja de papel de horno y la untamos con aceite. Volcamos la masa en la bandeja y la extendemos con las manos, procurando dejarla uniforme. Con el dedo, hacemos agujeros en la masa por toda la superficie. Espolvoreamos un poco de sal por encima de la masa y regamos con aceite de oliva. Horneamos durante unos 20-25 minutos, hasta que la focaccia esté dorada por encima y su base suene hueca al golpearla.

Conclusión

La focaccia de patata y romero es una elaboración sencilla y deliciosa, perfecta para una cena informal o como acompañamiento a una tabla de quesos y embutidos. Su sabor suave y delicado, junto con el aroma intenso del romero, hacen de esta focaccia una auténtica delicia. Prueba a hacerla siguiendo la receta y experimenta con otros ingredientes para crear tu propia versión.