ragu.es.

ragu.es.

Focaccia de mozzarella y tomate seco

Focaccia de mozzarella y tomate seco

Introducción

La focaccia es un tipo de pan italiano que se caracteriza por ser plano y ligeramente crujiente. Es uno de los favoritos de los amantes de la cocina italiana y se puede encontrar en muchas variedades diferentes. En esta ocasión, te enseñaremos cómo hacer una deliciosa focaccia de mozzarella y tomate seco. Esta receta es fácil de seguir, y la verdadera estrella es la combinación perfecta de la mozzarella derretida y el sabor fuerte de los tomates secos.

Ingredientes

  • 500 gramos de harina
  • 350 ml de agua tibia
  • 1 sobre de levadura de panadería
  • 1 cucharada de sal
  • 150 gramos de mozzarella fresca
  • 150 gramos de tomates secos en aceite
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

Preparación de la masa

Para empezar, en un tazón grande mezcla la harina y la sal. Agrega el agua tibia y la levadura y mezcla hasta que se forme una masa suave. Cubre el tazón con un paño o plástico y deja reposar durante una hora en un lugar cálido. Una vez que la masa haya levantado, es hora de trabajarla para formar nuestra focaccia. Precalienta el horno a 220°C y engrasa una bandeja para hornear. Extiende la masa en la bandeja con aceite de oliva y pincha con un tenedor. Deja reposar durante otros 15 minutos.

Preparación del relleno

Mientras la masa está reposando, es hora de preparar el relleno de nuestra focaccia. Corta la mozzarella fresca en pequeños trozos y los tomates secos en tiras finas. Distribuye los trozos de mozzarella y las tiras de tomate sobre la masa, asegurándote de que estén esparcidos uniformemente.

Horneado

Finalmente, hornea la focaccia durante 20-25 minutos hasta que esté dorada y crujiente. Una vez que esté lista, sácala del horno y colócala en una rejilla para que se enfríe. La focaccia de mozzarella y tomate seco es un plato perfecto para cualquier ocasión. Sirve como aperitivo, plato principal o incluso para compartir en una cena con amigos o familiares.

Consejos adicionales

- Agrega más o menos tomates secos y mozzarella según tus preferencias de sabor. - Una vez que la focaccia esté fría, puedes cortarla en rebanadas y llevarla como un sándwich para tu almuerzo. - Si quieres darle un toque extra a tu focaccia, puedes agregar hierbas frescas como albahaca o romero en la masa antes de hornearla.

Conclusión

La focaccia es un plato delicioso y fácil de preparar. Con esta receta de focaccia de mozzarella y tomate seco, podrás impresionar a tus amigos y familiares con tus habilidades culinarias italianas. ¡Pruébalo hoy!