Focaccia de berenjena y queso azul

Introducción

La focaccia es un pan plano típico de la cocina italiana que se puede disfrutar en muchas variantes diferentes. En este artículo, queremos presentarte una variante particularmente deliciosa: la focaccia de berenjena y queso azul. La combinación de la suavidad de la berenjena con la intensidad del queso azul es verdaderamente irresistible, ¡así que ponte el gorro de chef y vamos a cocinar juntos!

Ingredientes

Para preparar tu propia focaccia de berenjena y queso azul necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 500 g de harina de trigo
  • 300 ml de agua tibia
  • 1 sobre de levadura seca
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 berenjena grande
  • 150 g de queso azul
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Paso 1: Preparación de la masa

Lo primero que hay que hacer es preparar la masa. Mezcla la harina, el agua tibia, la levadura, la sal y el azúcar en un recipiente grande y amasa todo bien hasta que la masa esté suave y elástica. Cubre la masa con un paño húmedo y déjala reposar durante al menos una hora en un lugar cálido y seco.

Paso 2: Preparación de la berenjena

Mientras la masa está descansando, puedes preparar la berenjena. Lava la berenjena y corta en rodajas finas. Saltea las rodajas en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que estén doradas por ambos lados. Sazona con sal y pimienta al gusto.

Paso 3: Preparación del queso azul

Corta el queso azul en cubos pequeños y reserva.

Paso 4: Armado de la focaccia

Una vez que la masa ha reposado, extiéndela en una bandeja para horno previamente engrasada con aceite de oliva. Asegúrate de dejar un borde alto alrededor de la masa para evitar que el relleno se escape. Coloca las rodajas de berenjena sobre la masa y, a continuación, añade el queso azul. Deja que la masa repose en la bandeja para horno durante otros 10 o 15 minutos.

Paso 5: Horneado y presentación

Precalienta el horno a 200°C. Una vez que el horno está caliente, hornea la focaccia durante unos 25-30 minutos, o hasta que esté dorada y crujiente. Sirve la focaccia caliente y disfruta de una deliciosa mezcla de sabores.

Conclusión

La focaccia de berenjena y queso azul es una opción excelente para una cena rápida y fácil o para compartir con amigos y familiares. El sabor suave de la berenjena se equilibra perfectamente con la intensidad del queso azul, creando una experiencia de sabor única e inolvidable. ¡Anímate a probar esta receta y sorprende a tus comensales!