Cómo hacer un risotto con gambas y ajo negro, una receta con sabor a mar

Introducción

El risotto es uno de los platos más típicos de la cocina italiana. Se trata de un arroz cremoso al que se le puede añadir todo tipo de ingredientes para darle un toque especial. En esta ocasión, vamos a aprender a hacer un delicioso risotto con gambas y ajo negro.

Ingredientes

  • 500 gramos de arroz Arborio
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo negro
  • 1 litro de caldo de pescado
  • 200 gramos de gambas
  • 150 ml de vino blanco
  • 50 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de queso parmesano rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

Paso 1: Pelar las gambas

Lo primero que debemos hacer es pelar las gambas. Para ello, cogemos las gambas y las pelamos con cuidado para no retirar la carne. Una vez peladas, las reservamos.

Paso 2: Preparar el caldo de pescado

El siguiente paso es preparar el caldo de pescado. Podemos hacerlo con pescado fresco o congelado, pero siempre debemos asegurarnos de que el caldo esté bien hecho. Para ello, podemos hervir el pescado con algunas verduras y hierbas para darle más sabor.

Paso 3: Sofreír la cebolla

En un sartén grande, añadimos un poco de aceite de oliva y calentamos a fuego medio-alto. A continuación, añadimos la cebolla picada y la sofreímos hasta que esté dorada.

Paso 4: Añadir el ajo negro y las gambas

Una vez que la cebolla está dorada, añadimos los dientes de ajo negro finamente picados y las gambas. Cocinamos durante unos minutos hasta que las gambas cambien de color a un tono rosa claro. Retiramos las gambas y las reservamos.

Paso 5: Sofreír el arroz

El siguiente paso es añadir el arroz a la sartén y sofreírlo durante unos minutos hasta que esté tostado. Es importante remover constantemente para que el arroz no se queme.

Paso 6: Añadir el vino blanco

A continuación, añadimos el vino blanco y removemos hasta que se haya evaporado el alcohol.

Paso 7: Añadir el caldo de pescado

Añadimos el caldo de pescado caliente y removemos constantemente hasta que el arroz haya absorbido todo el caldo y esté cocido, pero aún al dente.

Paso 8: Añadir las gambas y el queso

Por último, añadimos las gambas que habíamos reservado, junto con la mantequilla y el queso parmesano rallado. Removemos para que los ingredientes se integren bien y el queso se derrita.

Presentación

Podemos servir el risotto bien caliente en un plato hondo, espolvoreando un poco de perejil picado por encima para darle un toque de frescura y sabor. El risotto con gambas y ajo negro es un plato lleno de sabor a mar, perfecto para sorprender a nuestras visitas o para una cena especial.

Conclusión

El risotto con gambas y ajo negro es una receta que puede parecer complicada, pero en realidad es muy fácil de hacer. Con estos sencillos pasos, podemos crear un plato típicamente italiano y lleno de sabor a mar. Este risotto es una opción perfecta para una cena especial o para sorprender a nuestras visitas. ¡Anímate a probarlo y cuéntanos como ha resultado tu experiencia!