Cómo cocinar osso buco en la parrilla

Introducción

El osso buco es un plato originario de la región italiana de Lombardía, que se elabora tradicionalmente en una olla de barro a fuego lento. Sin embargo, en los últimos años, se ha popularizado la preparación de esta delicia en la parrilla, lo que le aporta un toque de sabor ahumado y un aspecto tostado muy apetecible.

Ingredientes

Para preparar osso buco en la parrilla se necesitan los siguientes ingredientes: - 4 piezas de osso buco de ternera o de cerdo - 2 cebollas - 2 zanahorias - 2 ramas de apio - 4 tomates maduros - 2 dientes de ajo - 1 ramita de romero fresco - 1 ramita de tomillo fresco - 1 hoja de laurel - 1 cucharada de harina de trigo - 1 vaso de vino blanco seco - Sal y pimienta negra recién molida - Aceite de oliva virgen extra

Preparación

El primer paso para preparar el osso buco en la parrilla es conseguir una parrilla amplia y una fuente resistente al calor, donde puedas cocinar los alimentos de manera cómoda y segura. A continuación, sigue estos pasos:

Paso 1: Prepara los ingredientes

Comienza por pelar y picar las cebollas, las zanahorias y el apio en trozos pequeños. Corta los tomates en cubos y pica finamente los dientes de ajo. Lava las hierbas frescas y sécalas con papel absorbente.

Paso 2: Sella los osso buco

Calienta la parrilla a fuego medio-alto. Mientras tanto, sazona los trozos de osso buco con sal y pimienta y enharínalos ligeramente. Cuando la parrilla esté bien caliente, comienza por sellar los osso buco, colocándolos directamente sobre la superficie de la parrilla para que se doren por ambos lados, durante unos tres minutos por cada lado.

Paso 3: Prepara las verduras y las hierbas

En la fuente resistente al calor, coloca las verduras picadas, los tomates y los ajos picados, y mezcla bien. Añade las hierbas frescas y el vino blanco, y sazona con una pizca de sal y pimienta.

Paso 4: Cocina los osso buco sobre las verduras y el vino

Cuando los osso buco estén dorados por ambos lados, retíralos de la parrilla y colócalos sobre la mezcla de verduras y vino blanco en la fuente. Cubre la fuente con un trozo de papel aluminio y vuelve a colocarla sobre la parrilla caliente, reduciendo la intensidad del fuego a medio.

Paso 5: Cocina a fuego lento durante una hora

Deja cocinar el osso buco sobre las verduras y el vino blanco durante al menos una hora, a fuego lento, controlando de vez en cuando y añadiendo más vino blanco o agua si lo necesitas. La carne debe quedar muy tierna y separarse con facilidad del hueso.

Paso 6: Sirve los osso buco con la salsa

Cuando el osso buco esté listo, retira la fuente de la parrilla y déjala reposar durante unos minutos. Sirve cada pieza de osso buco con una buena cantidad de la salsa y verduras por encima, espolvoreando un poco de perejil picado fresco para decorar.

Conclusión

El osso buco es un plato con una gran tradición en la cocina italiana, que se puede preparar de muchas maneras distintas. Cocinarlo en la parrilla es una opción muy interesante, si queremos darle un toque diferente a este plato y sorprender a nuestros invitados. Con paciencia y un poco de habilidad, seguro que conseguirás un osso buco en la parrilla que te dejará un buen sabor de boca. ¡Buen provecho!