ragu.es.

ragu.es.

Carpaccio de ternera con crema de zanahoria y jengibre

Carpaccio de ternera con crema de zanahoria y jengibre

Introducción

El carpaccio es uno de los platos más famosos de la cocina italiana. Se dice que fue creado por Giuseppe Cipriani, fundador de Harry's Bar en Venecia, en la década de 1950. El plato original se hacía con lonchas ultrafinas de ternera cruda, aderezadas con aceite de oliva, limón, sal y pimienta. Con el tiempo, se han desarrollado muchas variantes de este plato, y hoy en día es común servir el carpaccio con una variedad de salsas y acompañamientos. En esta receta, te mostraré cómo preparar un delicioso carpaccio de ternera acompañado de una cremosa salsa de zanahoria y jengibre. Esta combinación de sabores y texturas es realmente extraordinaria, y estoy seguro de que te encantará.

Ingredientes

  • 500 gramos de ternera
  • 1 zanahoria
  • 1 trozo pequeño de jengibre
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Rúcula (opcional)
  • Queso parmesano en láminas (opcional)

Preparación

1. Preparando la ternera

Lo primero que debemos hacer es limpiar la ternera y cortarla en lonchas muy finas. Para esto, puedes congelar la carne durante unos 30 minutos para que sea más fácil de cortar. Una vez que tengas las lonchas listas, colócalas en un plato y sazónalas con sal y pimienta al gusto.

2. Preparando la crema de zanahoria y jengibre

Para hacer la salsa de zanahoria y jengibre, necesitaremos pelar y rallar la zanahoria y el jengibre. En una sartén, calentaremos un poco de aceite de oliva y agregaremos la cebolla picada finamente. Sofreímos la cebolla hasta que esté tierna y luego agregamos la zanahoria y el jengibre rallados. Cocinamos todo durante unos minutos, hasta que la zanahoria esté tierna. A continuación, pasamos todo a una licuadora y mezclamos hasta obtener una crema suave y homogénea. Si la crema está muy espesa, puedes agregar un poco de agua para diluirla.

3. Montando el plato

Para servir el carpaccio, colocamos las lonchas de ternera en un plato grande y las disponemos en forma circular, dejando un espacio en el centro. En este espacio, colocamos una porción de la crema de zanahoria y jengibre. Además, podemos decorar el plato con un poco de rúcula fresca y láminas de queso parmesano. También puedes agregar un poco de aceite de oliva y limón para darle un toque extra de sabor.

Consejos y trucos

  • Si tienes una máquina de cortar, puedes utilizarla para cortar la ternera en lonchas ultrafinas de manera mucho más fácil y rápida.
  • El carpaccio se sirve normalmente como entrante o aperitivo, pero también puedes servirlo como plato principal si lo acompañas con una buena ensalada o unas patatas al horno.
  • Si no te gusta demasiado el sabor de la zanahoria, puedes agregar un poco de crema de leche a la salsa para suavizar el sabor.
  • Es importante recordar que la ternera debe ser de buena calidad y muy fresca, ya que se va a consumir cruda.
  • Para un toque extra de sabor, puedes añadir algunas hierbas picadas a la salsa de zanahoria y jengibre, como cilantro o perejil.

Conclusión

El carpaccio de ternera con crema de zanahoria y jengibre es un plato exquisito y elegante que impresionará a tus invitados. Además, es muy fácil de preparar y puedes ajustar la cantidad de ingredientes para adaptar la receta a tus necesidades. Recuerda que la clave del éxito en este plato es utilizar ingredientes de buena calidad y prestar atención a los detalles. Con un poco de práctica, podrás sorprender a tus seres queridos con tu habilidad culinaria y disfrutar de un plato delicioso y saludable. ¡Buen provecho!