ragu.es.

ragu.es.

Carpaccio de roastbeef con rúcula y parmesano

Carpaccio de roastbeef con rúcula y parmesano

Introducción

Si hay un plato que evoca la pasión y el sabor de la cocina italiana, ese es el carpaccio. Este plato es tan simple como delicioso, y consiste en cortar finas láminas de carne cruda y condimentarlas con aceite de oliva y otros ingredientes que potencian su sabor. En este artículo, te enseñaremos a preparar un delicioso carpaccio de roastbeef con rúcula y parmesano. Este plato es perfecto para una cena ligera o como entrante en una comida más elaborada. Además, el roastbeef es una carne magra y muy saludable, lo que hace que este plato sea una opción perfecta para aquellos que quieren cuidar su alimentación.

Ingredientes

Para preparar este delicioso carpaccio, necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 1 roastbeef de aproximadamente 600 gramos
  • Rúcula fresca
  • Parmesano en láminas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Jugo de limón
  • Sal y pimienta negra recién molida

Paso a paso

Paso 1: Preparación del roastbeef

Lo primero que tienes que hacer es preparar el roastbeef. Para ello, retira cualquier exceso de grasa que tenga la carne y sécala con papel de cocina. A continuación, sazona el roastbeef con sal y pimienta y séllalo en una sartén con aceite de oliva caliente. Deja que se dore durante unos minutos por ambos lados. Una vez dorado, introduce la carne en el horno precalentado a 200°C y deja que se cocine durante unos 20-25 minutos, dependiendo del punto de cocción que prefieras. Si te gusta la carne poco hecha, reduce el tiempo de cocción a 15 minutos. Cuando la carne esté lista, sácala del horno y déjala reposar durante unos minutos antes de empezar a cortarla en finas láminas.

Paso 2: Cortar la carne

Para cortar el roastbeef en finas láminas, lo mejor es utilizar un cuchillo bien afilado. Empieza por cortar la carne en rodajas de medio centímetro de grosor y luego pásalas por el cuchillo para que queden lo más finas posible. Una vez que hayas cortado toda la carne, colócala en un plato y añade un poco de sal y pimienta negra al gusto.

Paso 3: Preparación de la salsa

Para preparar la salsa, mezcla en un bol el aceite de oliva con el jugo de limón y un poco de sal. Remueve bien para que se integren todos los ingredientes y pruébala para ajustar el punto de sal y limón si es necesario.

Paso 4: Emplatado

Para emplatar el carpaccio, coloca las láminas de roastbeef en el centro del plato y añade encima la rúcula fresca lavada y escurrida. Añade la salsa por encima de la carne y la rúcula y agrega las láminas de parmesano. Antes de servir, puedes añadir un poco de pimienta negra recién molida por encima para darle un toque extra de sabor.

Variaciones

El carpaccio de roastbeef con rúcula y parmesano es un plato clásico, pero puedes variar la receta añadiendo algunos ingredientes diferentes. Por ejemplo, puedes cambiar la rúcula por espinacas frescas o berros, o añadir tomates secos en aceite para darle un toque mediterráneo. También puedes experimentar con diferentes salsas para darle un sabor diferente al plato. Por ejemplo, puedes mezclar el aceite de oliva con salsa de soja y un poco de jengibre fresco picado para darle un toque oriental, o añadir un poco de mostaza dijon para darle un sabor más intenso.

Conclusión

El carpaccio de roastbeef con rúcula y parmesano es un plato delicioso y muy fácil de preparar. Con unos pocos ingredientes de calidad y un poco de atención en la preparación, podrás sorprender a tus invitados con un plato lleno de sabor y aroma. Además, esta receta es muy versátil y puedes adaptarla a tus gustos personales añadiendo diferentes ingredientes y salsas. ¡Prueba a experimentar y crea tu propia versión de este plato tan italiano!