ragu.es.

ragu.es.

Carpaccio de lomo de cerdo con manzana y piñones

Carpaccio de lomo de cerdo con manzana y piñones
El carpaccio es una receta típica italiana que consiste en finas láminas de carne o pescado crudo aliñadas con aceite de oliva y limón. En este caso, vamos a preparar un carpaccio de lomo de cerdo con una combinación de ingredientes que lo hacen muy especial: manzana y piñones. Esta receta es perfecta para una cena ligera o para sorprender a nuestros invitados con un plato original y delicioso.

Ingredientes

  • 600 gramos de lomo de cerdo
  • 2 manzanas verdes
  • 100 gramos de piñones
  • 1 limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
  • Rúcula

Preparación

1. Comenzamos por cortar el lomo de cerdo en finas láminas. Para ello, podemos utilizar un cuchillo bien afilado o la cortadora de fiambre, si tenemos una en casa. 2. Colocamos las láminas de lomo en un plato y las salpimentamos al gusto. 3. Exprimimos el limón y vertemos el zumo sobre el lomo. A continuación, añadimos un generoso chorro de aceite de oliva por encima y mezclamos todo bien. Dejamos reposar en la nevera durante al menos 20 minutos para que la carne se impregne bien del aliño. 4. Mientras tanto, pelamos las manzanas y las cortamos en láminas muy finas (si tenemos una mandolina, nos será mucho más fácil). 5. Tostamos los piñones en una sartén sin aceite hasta que estén dorados y crujientes. Los reservamos en un plato. 6. Sacamos el lomo de la nevera y montamos nuestro carpaccio. Para ello, colocamos las láminas de lomo en el plato de presentación y las rodeamos con las láminas de manzana. 7. Espolvoreamos los piñones por encima de la carne y añadimos unas hojas de rúcula fresca para darle un toque de color. 8. Por último, regamos todo con un poco más de aceite de oliva y servimos. Este carpaccio de lomo de cerdo con manzana y piñones es una delicatessen que no dejará indiferente a nadie. El contraste entre la carne y la fruta resulta delicioso, y los piñones tostados le dan el toque crujiente que lo hace aún más apetecible. Si queremos variar un poco, podemos sustituir la rúcula por otro tipo de ensalada, como la canónigos o la mezcla de lechugas.

Conclusión

El carpaccio es una receta muy fácil de preparar y que admite muchas variaciones. Podemos utilizar diferentes tipos de carne (como el solomillo o el filete), y combinarlos con frutas, quesos, frutos secos o hierbas aromáticas para darle nuestro toque personal. Este carpaccio de lomo de cerdo con manzana y piñones es una opción original y muy sabrosa para introducirnos en el mundo de los carpaccios. ¡Anímate a probarlo!