ragu.es.

ragu.es.

Carpaccio de alcachofas con parmesano y aceite de oliva

Carpaccio de alcachofas con parmesano y aceite de oliva

Carpaccio de alcachofas con parmesano y aceite de oliva

La cocina italiana es mundialmente conocida por la explosión de sabores que utiliza en cada uno de sus platillos. Uno de los platos más populares es el carpaccio. Esta preparación se basa en una fina laminación de carne cruda, pescado o vegetales aderezados con distintos ingredientes. En esta ocasión, te presentamos una deliciosa variante del clásico carpaccio italiano, el Carpaccio de alcachofas con parmesano y aceite de oliva.

Ingredientes:

- 6 alcachofas grandes
- 1 limón
- 50 g de queso parmesano
- Aceite de oliva
- Sal y pimienta negra

Preparación:

1. Comenzamos por limpiar las alcachofas. Para ello, retiramos con cuidado las hojas exteriores más duras hasta que quede solo la parte tierna del corazón.

2. Una vez limpias, las cortamos en láminas muy finas con una mandolina o un cuchillo afilado.

3. A medida que vayamos cortando las alcachofas, las vamos colocando en un bol con agua fría y el jugo de un limón para evitar que se oscurezcan.

4. Cuando tengamos todas las alcachofas cortadas, las escurrimos y las colocamos en un plato grande.

5. Agregamos sal y pimienta al gusto y las rociamos con un buen chorro de aceite de oliva.

6. A continuación, tomamos un trozo de queso parmesano y lo rallamos sobre las alcachofas.

7. Para finalizar, decoramos con un poco más de aceite de oliva y servimos inmediatamente.

En caso de que deseemos agregar un poco más de sabor al platillo, podemos agregar unas hojas de rúcula fresca y un poco de jamón serrano cortado en láminas muy finas.

Este Carpaccio de alcachofas con parmesano y aceite de oliva es una opción perfecta para una cena ligera pero llena de sabor. Una recomendación adicional es acompañarlo con una copa de vino blanco seco para realzar los sabores del plato.

Para aquellos que no estén familiarizados con la preparación de las alcachofas, les compartimos algunos tips. Al momento de limpiarlas, es importante retirar todas las hojas exteriores duras y punzantes. Luego, cortamos aproximadamente un tercio de la parte superior de la alcachofa y retiramos el tallo con un cuchillo afilado. Posteriormente, podemos cocinarlas al vapor o hervirlas en agua con sal y limón por aproximadamente 20 minutos hasta que estén tiernas.

En conclusión, el Carpaccio de alcachofas con parmesano y aceite de oliva es una opción deliciosa y saludable para aquellos que deseen explorar nuevos sabores en la cocina italiana. Una buena presentación y una combinación adecuada de sabores son clave en la preparación de este plato. ¡Disfrútalo!